Su verdadera historia.

Todos conocemos esta tradición pero, ¿cuántos sabemos su origen? No, Halloween no tuvo su origen en los Estados Unidos, sino en Europa hace más de 3.000 años.

Todo empezó como una festividad pagana de origen Celta, Samhain, que marcaba el final del verano y de la época de cosechas y el inicio del el año nuevo Celta. En esta festividad se usaban máscaras y se hacían hogueras para ahuyentar a los malos espíritus.

Con el objetivo de engañar a los muertos, los druidas celtas se disfrazaban de espíritus y les dedicaban ofrendas de todo tipo para mantenerlos contentos. Esta festividad tuvo gran repercusión en todos aquellos pueblos que estaban conquistados por los celtas: el centro de Europa, las islas británicas y el norte de España. Hasta mediados del siglo XIX, cuando se produjo la gran emigración europea, principalmente de irlandeses católicos, esta tradición no llegó a los Estados Unidos.

Lo que hoy conocemos como Halloween no es más que la evolución de una serie de tradiciones y de celebraciones que se vienen realizando desde la antigüedad y a las que se les han ido añadiendo nuevos elementos por el camino.

Por lo tanto, en Estados Unidos no fue dónde nació el Halloween, sino donde se inició la fiesta como hoy la conocemos, desvinculada de la paganidad y orientada al consumo. Ellos fueron los masters de la adaptación de esta festividad. Crearon la asociación directa de las famosas calabazas con velas dentro (¡tradicionalmente eran nabos!) hasta el ‘Truco o Trato’ y la idea de fiesta alegre de disfraces para adultos, niños y familias.

Pero aquí en España, inconscientemente (quizá) nos gusta más celebrar esta fiesta con disfraces terroríficos. Que, si lo miramos bien, se acerca mucho más al verdadero origen del Halloween. ¿Qué os parece?

En Northweek te ofrecemos descuentos en estas fechas. Escoge que oferta prefieres: ¿Truco o trato?

#Northweek #Unlimitedways #Halloween #Trucootrato